Conociendo las cerraduras y su importancia en tu hogar

Todos utilizamos cada día las cerraduras, bien sea en el hogar o en la empresa, este mecanismo ofrece protección al inmueble, y existen diversos tipos de cerraduras en el mercado, sin embargo hoy tendrá la oportunidad de conocer su partes e importancia.

 

¿Qué son las cerraduras y cuál es su función?

Una cerradura consiste en un mecanismo metálico que es utilizado para cerrar algo, por lo general una puerta, una ventana, un cofre, por mencionar algunos objetos; y la cerradura cuenta con unos pestillos que solamente ceden ante el uso de la llave correcta.

Las cerraduras tienen la finalidad de impedir el acceso a un espacio físico por parte de personas no autorizadas. Estas cerraduras pueden ser mecánicas, electrónicas o de tiempo. Pero su finalidad es la misma, proteger el espacio físico de personas que no cuentan con el permiso de ingresar.

Por lo general, se requiere el servicio de un cerrajero profesional para instalar, reparar o abrir una cerradura, generalmente se trata de personas muy responsables debido a las funciones que cumplen, sin embargo, es de mucha utilidad tener un conocimiento básico acerca de las cerraduras, para evitar ser víctima de algún profesional con poca ética.

 

Partes de una cerradura

Una vez definido el concepto de cerradura, y la importancia que posee en nuestra seguridad, lo ideal es conocer las partes de este mecanismo, de esta manera al presentarse algún inconveniente con sus cerraduras, podrá comprender la explicación del especialista contratado.

La cerradura es el mecanismo que se instala para controlar el acceso a un espacio físico determinado, toda cerradura mecánica cuenta con las siguientes partes:

  • Bombillo: Es ese pequeño tambor circular y contiene una combinación única, esta parte de la cerradura es la responsable de permitir el acceso o denegarlo una vez que se introduce la llave y se procede a girar.
  • Resbalón: Se trata de una pieza, generalmente de forma triangular, que entra y sale con facilidad de la cerradura, y permite que la puerta se cierre automáticamente cuando es empujada completamente.
  • Petacas: También se conoce como bulones, son las piezas que refuerzan la seguridad de la puerta que ofrece el resbalón, generalmente están ubicadas a un lado de la cerradura y tienen una forma cilíndrica o rectangular. Salen de la cerradura en la medida que la llave gira para cerrar con seguro la puerta.
  • Cuadradillos, manillas y pomos: Dependiendo de la cerradura, puede presentar una manilla, que consiste en una palanca que debe empujarse hacia abajo para abrir la puerta. Si se trata de una pieza redonda, se conoce como pomo, y debe girarse contrario a las agujas del reloj.

Sin importar la pieza presente en la cerradura, cualquiera de estas piezas está conectada a un cuadradillo, que conecta la manilla o pomo al resbalón para que éste permita abrir la puerta.

 

¿Por qué elegir la mejor cerradura?

Elegir la cerradura ideal para tus propiedades es una gran responsabilidad, ya que en éste sencillo pero eficiente mecanismo recae la protección de tus inmuebles y todo lo que ellos contienen.

Antes de tomar cualquier decisión, consulta a las personas que realmente dominan el tema, en este caso debe contactar a un cerrajero profesional, si aún no tiene un conocedor de este oficio que sea de confianza, intente elegir uno que tenga buenas referencias entre su círculo de amistades.

Consulte con éste profesional acerca de sus necesidades, y él dará a conocer las mejores opciones para que asegure sus propiedades y brinde la tranquilidad que tanto anhela.