Cuando la cerrajería no es suficiente

Los  hacen labres extraordinarias en pro de la seguridad de cualquier tipo de inmueble y muebles también. Pero ese trabajo muchas veces no es suficiente sino se  tienen conscientes el uso de tales piezas o se vislumbran los principales peligros en la seguridad.

Se puede tener la mejor de las cerraduras en alguna puerta peo se deja pasar a un ladrón, cuando no se cumplen algunas medidas mínimas de seguridad. A veces es frustrantes para los jefes de casas han convertido sus vivienda en una fortaleza para resguardar a sus familias, pero uno de sus hijos se quedo un rato hablando en la puerta y los ladrones lo tomaron de rehén y se llevaron gran parte de su pertenecías.

Estos son los casos en cuando ni la mejor cerrajería del mercado es suficiente para mantener un lugar seguro. Hace falta que se pongan en contacto con cerrajero por profesionales para prever estas vulnerabilidad. La atención debe ser personalizada para evaluar el flujo de personas, el comportamientos, los horarios y poder ofrecer soluciones acorde a su estilo de vida.

Puertas abiertas

Las puertas abiertas siempre son un riesgo. Afortunadamente existen productos mecánicos y electrónicos que pueden llegara tener una puerta cerrada siempre. Los niños y los adultos también, olvidan cerrar las puertas, dándole ventaja a un intruso a que entre.

De manera mecánica se puede instalar un cierra puerta que mantendrá a la puerta en su lugar, además que la protegerá del impacto del cierre, es decir los portazos. Este elemento es muy común en establecimientos comerciales donde el flujo de personas es muy alto.

También en viviendas donde por prevención de roturas las puertas deben cerrarse cuidadosamente. En la actualidad, hay cerraduras que emiten señales si se han quedado abiertas. No las cierran pero si avisan que no se han cerrado correctamente, esta solución también es efectiva cuando se abren de manera no autorizada o cuando las manipula un ladrón.

Ventanas sin rejas

Si un establecimiento de cualquier área comercial, residencial o de institución, dispone de una cerrajería adecuada y alguna de sus ventanas o puerta trasera esta desprotegida, una cerradura principal no sirve de nada. El ladrón ni intentara manipularla o forzarla si sabe que hay un lugar mas sencillo por donde entrar.

Para quienes no quieren colara rejas las alternativa de colocar persianas de seguridad es factible. Aunque también están los sensores de rotura, pero estas dispositivos que alertan de una intrusión, pero no se resisten a un ataque. Muchas veces te das cuenta cuando ya están dentro de la propiedad reduciendo o anulando tu capacidad de defensa, para llamar a la policía, salir o buscar ayuda.

Cerraduras sin seguros

Otra delas situaciones donde la cerrajería queda desestimada es cuando no se le da un bien uso. Por ejemplo, salir y no darle la vueltas la seguro, es una acción ilógica en contra de la seguridad. Irte a dormir y no asegurar la puerta no tiene como resistir un ataque de ladrones.  Las cerraduras se hicieron para usarlas, úsalas de buena manera.