Prueba de Ensayo: Candados

Las debilidades de un candado son básicamente que lo corten con una pinza, que le hagan un bumping o parecido, que se oxide y se rompa, o que con un periodo de tiempo muy corto se descomponga, ¿no les ha pasado que algunos candados económicos se desarmen repentinamente en tus manos? Pues son candados de mala calidad y por ello al comprar un candado para puntos externos o que requieran resistentes deben ser de marcas reconocidas, o mejor dicho que cumplan las normas mínimas de resistencias.

Un candado puede permanecer mucho tiempo sin ser tocada y aun así se puede afectar su funcionamiento, la suciedad, el polvo, la corrosión hace que se trabe y en medio del esfuerzo por abrir o cerrarlo llegar a romperse, la premura por abrirlo se puede a optar por romperlo. Antes de eso es mejor optar por los servicios de los cerrajeros profesionales para que puedan abrirlo, evitando que pierdas la pieza de cerrajería, ahorrándote el esfuerzo en el proceso de poder abrirlo.

Uso continuo

Mas las cerraduras que los candados deben resistir el uso diario, sabemos que cuando un metal se mueve continuamente se tiende a romper. Pero los candados deben estar fabricados para resistir a esa realidad. Por ello han sido fabricados para ser usados, algunos con mas frecuencias que otros, obviamente. Aunque los candados son piezas de cerrajería que se colocan en puntos que no hay tanto flujo de personas. Para un punto mas transito están las cerraduras, que están diseñadas para esa función.

Sin embargo, ciertos fabricantes reconocidos a nivel mundial someten a sus candados antes del salir al mercado a pruebas de ensayo rigurosas. Un candado se puede accionar mas de 100.000 veces para comprobar cuanto resisten. Tendrías que accionar ese candado 30 veces al día, por diez años para llegar en promedio a esa cantidad de accionamientos. Cuestión que sabemos que hay días que no vamos a tocarlos y mucho menos 30 veces ese mismo día.

Prueba de Apriete

Para medir la calidad del candado se realizan diferentes tipos de pruebas entre ellas esta la prueba de apriete, que consiste en emplear un sistema hidráulico similar a un contrapernos contra alguna pieza del candado hasta que se rompa. No se trata de ver si se rompe o no, sino de especificar cuanto resiste a la acción de la fuerza contra el.   Allí es propicio para que los ladrones no puedan romperlo con facilidad.

Prueba Climática

En los laboratorios de ensayos a candados se someten a temperaturas bajas y altas para conocer sus resistencias, obviamente en condiciones normales no debe ser extremo, pero se debe conocer hasta donde resiste en épocas de invierno, o si se somete a calor como cuando sucede un incendio o como método de robo de los ladrones podrían incendiar la pieza de cerrajería. En las cámaras climáticas mientras que se encuentran a temperaturas extremas se observa sus funcionamientos.

Son pruebas realmente interesantes, que desconocemos al comprar estos productos, podemos confundirnos con productos similares, es mejor estar seguros y optar por productos de calidad que avalen los cerrajeros de https://cerrajeros-badalona.org/.